Hipotips Mamá

Los mejores consejos de Hipoglos ® para ti, mamá.

¿Qué es la Mastitis?

La mastitis es la infección en uno o en ambos senos, y es causada por la contaminación de una grieta del pezón debida a la obstrucción de los conductos lactíferos o por una severa congestión de las glándulas mamarias. La mastitis por lo general es secundaria a las grietas del pezón y afecta a 1 de cada 20 mamás que amamantan.

 

Aunque la mastitis puede aparecer en cualquier momento del período de la lactancia, es más frecuente entre los 10 y 28 días después del parto.

La mastitis es común en las madres que lactan y algunos síntomas son: fiebre, cansancio y dolor con algunas áreas rojas en los senos, mismos que pueden estar calientes y sensibles.

La mastitis inicia por causa de gérmenes que entran al tejido mamario, estos gérmenes por lo general entran por la boca, garganta y nariz del bebé y llegan al seno por medio de las grietas de los pezones; aunque también puede presentarse mastitis al congestionarse los senos con leche, esto puede ser aún si no estás lactando.

Otras causas de la mastitis es que no se vacían los senos correctamente al momento de alimentar al bebé y la postura incorrecta del bebé en el seno, causando grietas por lo que se debe poner atención al momento de acercar al bebé al pezón para que lo haga de la manera correcta y evitar cualquier consecuencia como la mastitis.

La mejor manera de aliviar la mastitis es por medio de compresas calientes directas sobre el seno y alimentar al bebé correctamente con la idea de que los senos se vacíen completamente para no dejar leche que pueda obstruir un conducto.  Algún analgésico para el dolor y un antibiótico serán seguramente recetados por el médico.

 

Valora este artículo
(2 votos)
volver arriba