Hipotips Mamá

Los mejores consejos de Hipoglos ® para ti, mamá.

El Ácido Fólico y la Prevención de Defectos Congénitos en el Embarazo

Los defectos congénitos representan una de las principales causas de mortalidad y discapacidad infantil, y su prevención se ha fundamentado básicamente en el consejo genético, el diagnóstico prenatal y la educación es destinada a evitar el uso de agentes potencialmente dañinos para el embrión o feto; como el alcohol, las drogas y ciertos medicamentos.

Muchos defectos congénitos se producen muy al inicio del embarazo, a veces incluso antes de que la mujer sepa que está embarazada. Varios estudios demuestran que el consumo diario de 0.4 a 1 miligramo de ácido fólico antes del embarazo reduce en gran medida la aparición de defectos congénitos del cerebro y de la médula espinal.

Por este motivo el ginecólogo suele recetar a las mujeres que expresan su deseo de quedar embarazadas, la toma diaria de comprimidos de ácido fólico, tres meses antes de la concepción y en los primeros tres meses de embarazo.

También el ginecólogo suele aconsejar seguir una dieta rica en alimentos que contengan ácido fólico, como verduras de hojas verdes y oscuras, leguminosas (frijoles, lentejas, habas, garbanzos, etc.), frutas y jugos de cítricos y cereales enriquecidos con éste.

Otros beneficios del ácido fólico o vitamina b9

 

  • Ayuda en el trabajo celular y en el crecimiento de los tejidos
  • Es un tipo de vitamina del complejo B
  • Ayuda a prevenir la anemia
  • La falta del ácido fólico puede causar diarrea, úlceras en la boca o en el estómago, retraso en el crecimiento e hinchazón de la lengua
  • La vitamina B9 o ácido fólico,  trabaja junto con la vitamina B12 y la vitamina C para ayudar al cuerpo a descomponer, utilizar y crear nuevas proteínas. Ayuda a formar glóbulos rojos y a producir ADN, el pilar fundamental del cuerpo humano, que transporta la información genética
Valora este artículo
(1 Voto)
volver arriba