Hipotips Mamá

Los mejores consejos de Hipoglos ® para ti, mamá.

¿Cómo Dejar de dar Pecho al Bebé?

Lamentablemente actualmente cada vez son menos la mamás que amamantan a sus bebés; algunas por razones médicas, otras por comodidad o incluso por vanidad, si tú pudiste y quisiste hacerlo debes de sentirte muy feliz y orgullosa por haber dado leche materna a tu bebé.

 

Si estás pensando que es tiempo de dejar de amamantar a tu bebé por la razón que sea, la regla principal es que no lo hagas de tajo, ya que será muy drástico tanto para ti como para el bebé, por lo que debes de ir preparando poco a poco al bebé y también a tu cuerpo, ya que no puedes dejar de producir leche de la noche a la mañana.

Nunca lo hagas "de golpe".

Puedes empezar por sacarte leche y ponerla en una mamila para que al principio cambien solo de chupón y no de leche, y la succión de un tira leche es muy diferente a la succión de tu bebé por lo que la estimulación en la producción de leche irá disminuyendo a medida que uses el tira leche: puedes comenzar por alternar las tomas de la mamila y tu leche. Y conforme veas la aceptación de tu bebé con la mamila puedes probar darle fórmula para que vaya familiarizándose con el sabor y tu cuerpo vaya disminuyendo la producción de leche.

Tu sola te darás cuenta al ritmo que tu bebé pueda ir dejando tu leche; las tomas que puedes dejar hasta el final del proceso son la de la mañana y la noche, esto es por tu producción de leche, que en la mañana es más abundante y en la noche puede que sea la que el bebé identifica más con la hora de dormir y el estar cerca de su mamá; así que procura dejar estas dos tomas hasta el final.

Si dejaras de amamantar de un día para otro sería muy incómodo para ti ya que tu cuerpo está acostumbrado a cierta cantidad de producción y se llenarán tus conductos lo que puede taparlos y llevarte a una infección o mastitis que te dolerá mucho ya que los pechos se inflaman por toda la leche que hay dentro.

Para que tu bebé no sienta esa ausencia de estar tan cerca de ti procura tenerlo más tiempo a tus brazos, con abrazos, besos, cariños, en fin que sienta que estás cerca de él.

 

Y mucho éxito en esta nueva etapa para ambos.

Valora este artículo
(4 votos)
volver arriba